Skip to content

Citas biblicas de motivacion

frases
Citas biblicas de motivacion
5 (100%) 1 vote[s]

Porque yo sé los planes que tengo para ti, “declara el SEÑOR,” planes para prosperarte y no para dañarte, planes para darte esperanza y un futuro.
Salmo 27: 4

Una cosa le pedí al SEÑOR: esto es lo único que busco: que habitaré en la casa de Jehová todos los días de mi vida, para contemplar la belleza del Señor y buscarlo en su templo. Salmo 34: 8

Pruebe y vea que el Señor es bueno; Bendito es el que se refugia en él. Proverbios 17:17

Un amigo ama en todo momento, y un hermano nace para un tiempo de adversidad. Isaías 40: 28-31

¿No sabes? ¿No has oído? El SEÑOR es el Dios eterno, el Creador de los confines de la tierra. No se cansará ni se cansará, y su comprensión nadie puede comprender.

Él da fortaleza al cansado y aumenta el poder de los débiles.

Incluso los jóvenes se cansan y se cansan, y los jóvenes tropiezan y caen;  pero los que esperan en Jehová renovarán su fuerza. Se remontarán en alas como águilas; correrán y no se cansarán, caminarán y no se desmayarán.

Juan 15:13
Nadie tiene mayor amor que este: dar la vida por los amigos.
Romanos 8:28

Y sabemos que en todas las cosas Dios obra para el bien de los que lo aman, que han sido llamados según su propósito.
Romanos 8:31

¿Qué, entonces, diremos en respuesta a estas cosas? Si Dios es por nosotros, ¿quién puede estar en contra de nosotros?
Romanos 15:13

Que el Dios de la esperanza te llene de gozo y paz mientras confías en él, para que desbordes de esperanza por el poder del Espíritu Santo.
Romanos 8: 38-39

Porque estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni el presente, ni el futuro, ni los poderes, 39 ni la altura ni la profundidad, ni ninguna otra cosa en toda la creación, podrán separarnos del amor de Dios que está en Cristo Jesús nuestro Señor.
Corintios 13:12

Por ahora solo vemos un reflejo como en un espejo; entonces veremos cara a cara. Ahora sé en parte; entonces lo sabré plenamente, aun cuando soy completamente conocido.
Lamentaciones 3: 22-23

Debido al gran amor del Señor, no nos consumimos, porque sus misericordias nunca faltan. 23 Son nuevos todas las mañanas; grande es tu fidelidad
2 Corintios 4: 16-18

Por lo tanto, no nos desanimamos. Aunque externamente estamos perdiendo, sin embargo interiormente estamos siendo renovados día a día. Porque nuestros problemas ligeros y momentáneos nos están logrando una gloria eterna que sobrepasa por mucho a todos. Así que fijamos nuestros ojos no en lo que se ve, sino en lo que no se ve, ya que lo que se ve es temporal, pero lo que no se ve es eterno.
1 Corintios 16:13

Estate en guardia; manteneos firmes en la fe; se valiente; sé fuerte.
Filipenses 3: 7-9

Pero cualesquiera que fueran las ganancias para mí, ahora considero la pérdida por el bien de Cristo. 8 Además, considero que todo es una pérdida debido al valor incalculable de conocer a Cristo Jesús, mi Señor, por cuya causa he perdido todas las cosas. Los considero basura, para ganar a Cristo  y encontrarme en él, no teniendo una justicia propia de la ley, sino la que es por la fe en Cristo, la justicia que proviene de Dios sobre la base de la fe. .

Efesios 3: 17-21

para que Cristo more en vuestros corazones por la fe. Y ruego que, arraigados y establecidos en el amor, tengan poder, junto con todas las personas santas del Señor, para comprender cuán amplio, largo, alto y profundo es el amor de Cristo, y para conocer este amor que supera. conocimiento, para que puedas ser llenado a la medida de toda la plenitud de Dios. Ahora, a aquel que es capaz de hacer muchísimo más de lo que pedimos o imaginamos, según su poder que obra en nosotros, 21 ¡gloria sea en la iglesia y en Cristo Jesús por todas las generaciones, por los siglos de los siglos! Amén.
1 Juan 3:22

y recibe de él todo lo que le pidamos, porque guardamos sus mandamientos y hacemos lo que le agrada.
1 Juan 3: 1-3

¡Mira qué gran amor nos ha prodigado el Padre, que seamos llamados hijos de Dios! y eso es lo que somos! La razón por la cual el mundo no nos conoce es porque no lo conoció. Queridos amigos, ahora somos hijos de Dios, y lo que seremos aún no se ha dado a conocer. Pero sabemos que cuando Cristo aparezca, seremos semejantes a él, porque lo veremos tal como es. Todos los que tienen esta esperanza en él se purifican a sí mismos, así como él es puro.